Evita riesgos de un mal trabajo

Cuando se contrata un servicio de cerrajería periódicamente para mantenimientos de conjuntos residencial no solo hace falta que se presenten sino que también ese supervisen. Los conserjes llevan esa responsabilidades directamente, pero también la asociación de vecinos e incluso los mismo vecinos de que los trabajos queden realizados correctamente.

La negligencia en alguno de los trabajos de cerrajería, no solo incurren en que puedan entrar intrusos, personas ajenas al lugar que solo desean hacer daño de algún modo. Si no que la negligencia en un trabajo de cerrajería puede causar accidentes a los usuarios de  los accesos.

Por ejemplo, es necesario ilustrar el usos de portones eléctricos que requieren de un sistema automático de que las correderas no presenten anomalías y de que los soportes estén adheridos tanto a la puerta como al marco, poste o base. Porque de no ser así cualquiera puede estar en peligro de aplastamiento.

Los cerrajeros de Olesa profesionales pueden estar al pendiente de estos saspectos que no están ligados directamente a la cerrajería, pero de las cuales dependen para que un acceso pueda estar cubierto por la cerrajería adecuada.

Pisamientos de las manos por puertas

Uno de los principales accidentes de usuarios con las puertas es que se pisen los dedos por un golpetazo de la puerta de manera accidental sobre todo en niños. Las soluciones para evitar cualquier accidentes están en el mercado y los cerrajeros tienen la responsabilidad de ofrecerlas a los clientes.

Los sistemas de cierra puerta deben ser instalado en casos donde las edificaciones permanecen niños, discapacitados o si la hoja de la puerta tiene un gran tamaño que puede incluso resultar en fractura de alguna extremidad.

También existen soluciones mas económicas como los pasadores de la pared a la puerta para prevenir un cierre intempestivo como también funciona para evitar que los niños se salgan sin aprobación de sus padres.

Portones y sistema automático

Al no contar con una mano de obra profesional, se corre el riesgo no solo de perder el dinero perdido, sino de acumular lesiones. Un cerrajero en la actualidad no solo se encarga netamente de una cerradura sino que también cualquier parte del que dependa su funcionamiento.

Desde las correderas, las jaladeras, los topes, cerraduras, base del motor y guías deben ser revisados con periodicidad. Un mal trabajo de cerrajería no atenderá estos recubrimiento y solo detallara el cual a que ha sido una urgencia.

Aplastamientos por portones

Son muy lamentables los accidentes por aplastamientos de portones y muy frustrantes pensar que  han podido ser evitados. Basta con verificar si los soportes están bien soldados a la estructura si los topes no se han desgastados y si las correderas no se han obstaculizado que impida su trayectoria y se salga del carril.

En conclusión es necesario ilustrar los problemas que puede acarrear un mal servicio o un cerrajero pirata o nada comprometido con la cerrajería y la seguridad, la necesidad de resguardar su seguridad y protección con manos de obra profesionales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *